Manzanilla, Lavanda y geranio: más allá.

Un adpatógeno es una molécula que ayuda a aumentar nuestro rendimiento en momentos de estrés y cuando un aceite esencial se clasifica como tal, significa que puede ayudar a aumentar la resiliencia y la resistencia de una persona al estrés y permitir que el cuerpo reaccione mejor [1].

Pero debemos tener en cuenta que el término «adaptógeno» tiene una historia de origen turbio, carece de una definición específica y, además, como término está censurado en la Unión Europea para los productos farmacológicos. Por lo tanto, los fabricantes de productos deben tener especial cuidado al usar el término en combinación con cualquier declaración de propiedades saludables.

De manera similar, en los Estados Unidos, las compañías han recibido advertencias de la Administración de Alimentos y Medicamentos por usar el término «adaptógeno» para afirmar que su producto ayuda prevenir o tratar enfermedades [2].

Por otro lado, y sin tener en cuenta la palabra prohibida, existe mucha evidencia histórica y cultural en Europa de la efectividad de aceites esenciales como la manzanilla, la lavanda o el geranio es este campo. Estos tres aceites se han utilizado durante mucho tiempo de forma personal como apoyo para superar situaciones estresantes, prolongadas o no.

 


Puedes revisar las fuentes de este artículo en los siguientes enlaces:
[1] Adaptogenic Essential Oils – Frances Füller
[2] Neurociencia nutricional

 

Facebookmail