Yo soy yo y eso está bien

Desde jovencita siempre había tenido una sensación muy extraña. Estar viviendo en el cuerpo de otra persona o peor aún, estar viviendo la vida de otra persona. ¿No te ha pasado? Me miraba al espejo y me preguntaba: ¿Quién eres?

 Incienso Sagrado: El uso constante de este aceite me liberó. Gracias a él comenzó en mi una sutil pero progresiva liberación del miedo, de la incertidumbre. Me ha permitido mejorar mi autoestime poco a poco a medida que me  ha vuelto mas flexible.

Usar Incienso Sagrado día a día ha expulsado de mi ser esa sensación de desarraigo con la tierra. Me ha devuelto mi esencia, y me ha ayudado a darme cuenta de que yo soy yo y eso está bien.

Sefa Avellaneda.

Facebookmail