Los aceites esenciales

Gracias al poder de los componentes de los aceites esenciales, sus aplicaciones y usos son amplios y variados. Pueden ser utilizados tanto como remedios naturales para el cuerpo, como productos para el cuidado del hogar, masajes terapéuticos, prácticas espirituales e incluso, para cuidados de bebés y para la madre durante el embarazo.

Como práctica, el uso de los aceites esenciales se llama aromaterapia, y son cada vez más utilizados como productos naturales, seguros y potentes. Se obtienen y se extraen mediante varios métodos de flores, cortezas, tallos, hojas, raíces, frutos y otras partes de la planta.

Se pueden aplicar utilizando reflexología, masajes, simples y suaves toques sanadores en la piel, se pueden usar para ayudar durante el embarazo y ayudan con el cuidado de la piel, del cuerpo y de la cara de los bebés. También se pueden usar en la limpieza de la casa, la vajilla o de la ropa e incluso para mimar a las mascotas.

Sus métodos de aplicación incluyen la inhalación, la aplicación local y los baños y, como son productos naturales, tienen grandes propiedades de permeabilidad de la piel. Una vez que los aceites están en el sistema, se remodulan y funcionan de manera amigable.

Además, los aceites esenciales son más beneficiosos cuando se tienen debidamente en cuenta otros aspectos de la vida y la dieta y existe suficiente información disponible en la literatura sobre aromaterapia terapéutica, médica, cosmética, psicológica, olfativa, masaje, cuestiones de seguridad y diferentes plantas utilizadas en aromaterapia.

Facebookmail