De igual a igual

Siempre que vivo situaciones complicadas con otras personas que tienen mal rollo, uso White Angelica y luego actúo con su ayuda. Es como el ángel blanco protector que me ayuda con mi seguridad y mi fuerza interna. Con ella tomo conciencia de lo que soy y de lo que hay a mi alrededor, tal como es, y luego actúo.

¡Dame un poco de paz, Ángel Blanco!

Dos gotas de White Angelica bastan. Caen suaves y decididas en la palma de mi mano que espera abierta y receptiva. Froto rápido, antes de que desaparezcan dentro de mi piel y pueda llevarlas a mis muñecas. Insisto frotando las manos, otra vez, como si eso le trajera de vuelta y comparto su esencia con mi cuello, mis hombros y mi pecho.

Luego empieza mi viaje de calma. Permanezco entonces en el momento adecuado y en el lugar indicado. La alquimia de esta mezcla me apoya, me mantiene serena y me asiste. Estoy en mi centro y de allí no salgo, por un momento, sin enfados ni frustraciones. Todo está claro, puro.

White Angelica es una mezcla protectora compuesta por doce de los más exquisitos aceites esenciales: Mirra, Bergamota, Sándalo, Geranio, Ylang Ylang, Spruce o Picea Mariana, Palo de Rosa, Cilantro, Hisopo, Melisa, Rosa y Angélica, con aceite fraccionado de coco (virgen) para estabilizar la fórmula.

Es otro nivel. Puedo entender y percibir el espacio de otros, y respetarlo; pero también reconozco mi espacio propio y lo defino.

¡Pruebo otra vez, dos gotas más!

Carmen Requejo.

Facebookmailby feather

Ten en cuenta que este sitio web: 1) Utiliza cookies propias y de terceros para que tengas una mejor experiencia de usuario y 2) Según tu uso de la misma puede ser necesario que dejes algunos datos personales. Solicitamos tu permiso antes de seguir navegando, porque es necesario tu consentimiento expreso de aceptación de cookies y de nuestra política de cookies que puedes ver aquí y nuestra política de privacidad que puedes ver aquí. Haz clic en el botón Aceptar para poder seguir: ACEPTAR

Aviso de cookies