Entrena tu sentido del humor

Crear nuestros propios chistes puede ser una forma divertida de provocarnos la risa y tenemos algunas sugerencias. La primera es crear una interpretación lúdica de una palabra existente, generalmente un juego de palabras, en la que usas una palabra existente para explotar el humor en la ambigüedad del lenguaje, por ejemplo, cuando te dicen «no, nada» y respondes «es que prefiero caminar a nadar» o «¿te parece bonito?, pues es rodaballo». Continuar leyendo «Entrena tu sentido del humor»