Conciencia del cuerpo: espacio invisible

Cuando hablamos de un trabajo de crecimiento personal utilizando solo la mente, hablamos de arquetipos, pero cuando lo hacemos incluyendo al cuerpo hablamos de metáforas. 

Una metáforade “trasladar” y de transferir– es capaz de unir a tu mente con tu cuerpo y forma las raíces de toda reacción corporal. Se puede decir que, aunque la metáfora es una idea, se encuentra conectada en el cuerpo y formada de memorias corporales –descritas por Mark Rowland–. 

En otras palabras, una metáfora es una imagen asociada al cuerpo, y se conforman como formas simbólicas de trabajar con él. Como dice la psicóloga y terapeuta Punita Miranda:

“Prestar atención a un dolor de cabeza o un problema de espalda puede ser tan esclarecedor como enfrentarse a una idea dentro de una visualización». 

La forma es entender que una imagen como “la madre, el espíritu, la luz o una unión” pueden ser utilizadas a través del cuerpo para lograr mayor crecimiento y conciencia, porque transforman esas memorias corporales ya incorporadas. 

Así, cuando trabajas el cuerpo con tus aceites, te centras en el movimiento y tratas de comprender la metáfora en la raíz de ese movimiento. Te mueves y dejas que la imagen evolucione y te aporte lo que tu cuerpo necesita.

El principio detrás del ejercicio es que el cuerpo y la mente son dos formas de ver y percibir tu realidad y que una metáfora puede darte información a nivel mental –interpretar lo que ves–, a nivel de imaginación –transformar lo que ves– y a nivel emocional –conectar con los sentimientos implicados en lo que ves–.  

De esta manera, la metáfora soportada por la combinación de aceite, movimiento e imagen surge como un mecanismo que puede ayudarte a satisfacer anhelos inconscientes porque hace de puente entre lo que ves y lo que sientes, intuyes y sabes con tu instinto. 

Todo ello se resuelve en un espacio invisible que puedes llamar tu cuerpo metafórico o conciencia del cuerpo, en el que tu cuerpo y tu mente se encuentran y pueden encontrar soluciones comunes para ti.

David Flores

 


 Comentario sobre el artículo aparecido en la página web adepac.com: “Relaciones cuerpo y alma: Marion Woodman y C.G. Jung” de Punita Miranda, psicóloga y psicoterapeuta brasileña con un master del Centro de Historia de la Filosofía Hermética de la Universidad de Ámsterdam. 

 
 

Facebookmailby feather

Ten en cuenta que este sitio web: 1) Utiliza cookies propias y de terceros para que tengas una mejor experiencia de usuario y 2) Según tu uso de la misma puede ser necesario que dejes algunos datos personales. Solicitamos tu permiso antes de seguir navegando, porque es necesario tu consentimiento expreso de aceptación de cookies y de nuestra política de cookies que puedes ver aquí y nuestra política de privacidad que puedes ver aquí. Haz clic en el botón Aceptar para poder seguir: ACEPTAR

Aviso de cookies