Usando el humor para reír con otros

Podemos probar muchas de las ideas anteriores con otros, y probablemente será más fácil ya que la risa es contagiosa, y es una actividad social natural. Por ejemplo, podríamos intentar crear chistes con amigos y familiares. Todos deberíamos tener la oportunidad de intentarlo, y luego podemos compartir los resultados entre sí.

Cuando escuchemos las ideas de otras personas, debemos intentar apreciar su valor. Es fácil criticar los esfuerzos de los demás, pero el humor no es fácil, así que hemos de animarnos entre todos. Es más divertido si terminamos riendo juntos que decirnos los unos a los otros que nuestras bromas no hacen gracia.

También podemos compartir el humor con nuestros amigos de forma virtual; no necesitamos estar con alguien físicamente para reírnos juntos. Podemos reír cuando enviamos bromas y videos divertidos y, si tenemos suerte, es posible que nos devuelvan algunos. Independientemente de lo que vayamos a compartir, hay que tener en cuenta la etiqueta del humor: antes de compartir una broma despectiva, hemos de tener cuidado para evitar causar problemas.

Recuerda; un poco de sarcasmo o ingenio mordaz puede ser divertido pero, en caso de duda, guardárnoslo para nosotros puede ser la opción más inteligente.

 


Puedes encontrar la fuente del artículo aquí.

Puedes aprender más sobre Paul McGhee aquí.

Facebookmail