El trabajo con el olor

Hay una parte funcional e individual sobre cómo percibimos un olor, pero también hay una parte funcional social, que tiene una doble implicación para nosotros: primero la manera en la que percibimos el olor como personas y lo que eso significa para nosotros –si la carne huele mal, no la comemos–, y segundo el aspecto relacional porque asociamos olores a situaciones y a personas –a través de los recuerdos y de nuestro comportamiento–. Continuar leyendo «El trabajo con el olor»