El sello ecológico de Young Living

Young Living mantiene su propio sistema de control de calidad DE LA SEMILLA AL SELLO, que es la manera como se controlan a las granjas corporativas, a las granjas asociadas y a los proveedores de productos de estas granjas, que es de donde salen el 100% de los aceites que vende la empresa.

Los aceites de Young Living no tienen la homologación 100% ecológico en ningún país en el que están porque algunos aceites se importan de países que no tienen establecidas normas ecológicas o las normas ecológicas existentes in situ no cumplen los requisitos adecuados.

De la semilla al sello, Sead to Seal®, no es una normativa ni oficial ni institucional sino una promesa que mantiene la empresa basada en un sistema de control de calidad que Young Living aplica a la producción de sus aceites esenciales, con en el que controla desde la obtención de la semilla hasta la calidad del aceite final, dentro del frasco, y que llega a la casa de los distribuidores.

No solo es un control de calidad empírico. Es, a la vez, un proceso de control energético que permite al aceite mantener un campo cuántico limpio y potente, capaz de modificar el de la persona que los utiliza.

Todo comienza estableciendo principios de producción que se establecen con granjas y los proveedores y en las granjas propias. Luego se verifica la calidad de los aceites mediante inspecciones de su personal científico en la cadena de producción, a la vez que se realizan pruebas dentro de la empresa y fuera, a través de dos laboratorios independientes.

Todo ello ha sido desarrollado y está controlado por el programa de calidad e investigación y desarrollo, compuesto por más de 50 científicos.


El sello ecológico de Young Living

 

Puedes visitar la página Web de Sead to Seal en español siguiendo este enlace.  

 

Facebookmail